Home / A fondo  / Entrevista a Dra. María Teresa Heitzmann, ORL

Entrevista a Dra. María Teresa Heitzmann, ORL

Clínica Universidad de Navarra, especialista en acúfenos

entrevista-doctora-orl-GA

“La causa más frecuente es el trauma acústico”

En este número de GacetaAUDIO hemos querido profundizar en la sintomatología de los acúfenos, desenmascarando algunas causas y tipologías conocidas. Para tener una visión más cercana al tema, hemos acudido a la Dra. María Teresa Heitzmann, otorrinolaringóloga de la Clínica Universidad de Navarra, y especialista en acúfenos, que nos desvela a continuación información muy relevante sobre su abordaje clínico.

GacetaAUDIO: ¿Qué son los acúfenos?

María Teresa Heitzmann: Son ruidos (zumbidos, pitidos…) en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido que los produzca.

G.A.: ¿Se conocen distintas variantes o tipologías?

M.H.: Podemos considerar tres tipos de ruidos: los acúfenos propiamente dichos, los somatosonidos (sonidos corporales, siendo los más frecuentes los pulsátiles) y los somatosensoriales, por agresión al sistema somatosensorial.

G.A.: ¿Por qué también reciben la denominación de tinnitus? ¿Qué origen tiene este término?

M.H.: Tinnitus procede del latín tinnire (sonar o timbrar).

G.A: ¿Cuáles son las posibles causas que lo originan o provocan?

M.H.: Hay muchas. Desde un tapón de cerumen o una infección en el oído externo, una otitis media, cualquier patología del oído interno que origina hipoacusia neurosensorial -como la presbiacusia, hipoacusia súbita, trauma acústico, enfermedad inmunomediada del oído interno (origen autoinmune)-, patologías asociadas a vértigo como la enfermedad de Ménière, o por patología central de VIII par como el neurinoma o enfermedades desmielinizantes. Algunas enfermedades sistémicas también pueden producirlos como algunas alteraciones endocrinas (hipo o hipertiroidismo), alteraciones hematológicas (como la anemia), otras enfermedades neurológicas (migrañas, ICTUS), enfermedades psiquiátricas (trastornos ansioso-depresivos, fobias). Pero la causa más frecuente es el trauma acústico.

G.A: ¿Cómo sería, en general, el perfil del paciente que los sufre? ¿Algunas características poblacionales?

M.H.: Es más frecuente que moleste en las personas que son analíticas, perfeccionistas o controladoras. Pero puede molestar a cualquier persona si hay estrés o existen alteraciones del sueño.

G.A: ¿Cómo se llega a su diagnóstico?

M.H.: Como en cualquier síntoma se debe hacer una anamnesis, una exploración ORL completa y un estudio audiológico básico con audiometría tonal liminar y verbal e impedanciometría con reflejo estapedial. Según los resultados pueden ser necesarias pruebas de imagen.

G.A: ¿Hay solución para evitarlos? ¿Se puede evitar tener tinnitus?

M.H.: Como la causa más frecuente es el trauma acústico, un modo de evitarlos es no exponerse a ruido fuerte (discotecas, conciertos de rock, uso de auriculares a intensidad alta, fuegos artificiales, tiro, etc.). Llevar una vida sana (alimentación, deporte) es siempre bueno para todo. Pero se sabe que la percepción de acúfenos es muy frecuente y no suele ser algo relevante. Por ejemplo, se sabe que todas las personas podemos oírlos en ambiente de silencio aunque se tenga audición normal (Experimento de Heller y Bergman en 1953). Tener acúfenos es frecuente. A la mayoría de las personas no les crea problemas por lo que no buscan ayuda médica. Pero a una parte de la población les molesta y requieren ayuda para que deje de molestar. El acúfeno se convierte en un problema cuando molesta, no sólo porque se oiga.

G.A: ¿Qué tratamientos actuales hay para paliarlos?

M.H.: Si el acúfeno no molesta no se hace tratamiento específico, pero puede requerirlo la enfermedad de base (cuando exista), para intentar mantenerla estable o para que no progrese (por ejemplo, en el caso de una enfermedad de Ménière). Para el acúfeno que molesta no hay tratamiento farmacológico. Se sabe desde la publicación del modelo neurofisiológico en 1990, que hay un componente central (alteración del procesamiento de la señal en la vía auditiva) responsable de esa molestia. Esa alteración se trata con TRT (Tinnitus Retraining Therapy) que tiene como objetivo dejar el acúfeno a nivel subcortical o subconsciente corrigiendo la disfunción central y quitando la molestia. El TRT consiste en el consejo terapéutico (explicando al paciente la causa de la molestia y los factores que intervienen) y en la terapia sonora, para reducir la percepción del acúfeno a nivel cortical. Este tratamiento consigue un 80 % de resultados positivos (el acúfeno deja de molestar y se olvida o ignora) o incluso más en algunos casos. Hay otros tratamientos, pero los resultados están por debajo del 50% o en torno al 50% ó 60%. Por ejemplo, la acupuntura es una ayuda cuando hay ansiedad, pero no resuelve la molestia del acúfeno.

G.A: ¿Qué han puesto principalmente de manifiesto los estudios hasta la fecha? ¿Por qué están surgiendo cada vez más estudios en torno a este tema? ¿En qué dirección van las investigaciones en este campo?

M.H.: Los estudios constatan que el acúfeno es un síntoma frecuente que no molesta en la mayoría de las personas y que puede aparecer con audición normal, aunque es más frecuente si hay hipoacusia. No sabemos qué produce los acúfenos pero parece que el origen puede estar en algún lugar entre el oído y la vía auditiva. Han surgido muchos estudios porque no hay un tratamiento efectivo 100% y es un síntoma que puede ser molesto. Se están haciendo estudios para ver posibles etiologías y su clasificación; y en función de eso poder diseñar tratamientos. Se busca un fármaco que pueda devolver la normalidad a la vía. Pero hoy por hoy no existe.

G.A: ¿Se conoce el porcentaje de las personas que sufren acúfenos en España?

M.H.: No hay estadísticas. Nos guiamos de las estadísticas de algunos países anglosajones. En Estados Unidos se estima que lo pueden tener entre un 10-17%, pero sólo un 5% los percibe como molestos y busca ayuda. A un 1% les altera de forma importante su calidad de vida. En España sabemos que la prevalencia en una consulta general de ORL es del 19% (Tamargo, 1994).

G.A: Desde el punto de vista del profesional, ¿hay que tener en cuenta alguna indicación a la hora de tratar con un paciente que sufre esta patología? ¿Cómo abordar mejor su problema?

M.H.: Ser positivos a la hora de abordarlo. Por supuesto siempre se debe hacer un diagnóstico que en la gran mayoría de los casos es de exclusión (descartamos que exista un problema importante). Si se llega a esta conclusión, no se debe decir que el acúfeno es difícil que se vaya, que va a durar toda la vida, que tiene que acostumbrase a vivir con él (no podemos acostumbrarnos a algo que molesta, primero debe dejar de molestar). Frases que a veces decimos en la consulta y que ocasionan daño al paciente, haciendo que a partir de entonces el acúfeno sea un verdadero problema.

G.A: ¿Los audífonos pueden ayudar a mejorar esta dolencia?

M.H.: Sí. Cuando existe hipoacusia, la rehabilitación con audífonos permite que entre sonido en la vía auditiva y vaya disminuyendo la presencia del acúfeno a nivel cortical. Los audífonos permiten que al oír mejor se oiga menos el acúfeno y se coloque a nivel subcortical o subconsciente.

G.A: ¿Cómo valora el surgimiento de apps de los móviles, impulsadas por los principales fabricantes, que combinan sonidos relajantes y ejercicios?

M.H.: Es positivo. Se le proporcionan medios al paciente para disminuir y distraerse de la presencia del acúfeno. Sin embargo, en estas aplicaciones deben evitarse programas que hagan precisar al paciente cómo es el acúfeno en ese instante o en ese día. El paciente no debe centrarse en valorar su acúfeno, y enfocar su atención ahí, para lograr que se vaya.

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies