Home / El experto  / Mareos y vértigo

Artículo científico por la Dra. Marina Rosende

Mareos y vértigo

Mareos y vértigo: ¿quiénes pueden sufrirlos?,¿cuál es su tratamiento?

Autora:

Dra. Marina Rosende

Otorrinolaringóloga

Jefa de Otoneurología y ORL del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Los mareos son uno de los síntomas más habituales en nuestra sociedad y son más frecuentes conforme aumenta la edad. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mareo se presenta en más de la mitad de la población mayor de 65 años y constituye la primera causa de consulta más común entre los mayores de 75.

En numerosas ocasiones, esta sensación de que el entorno gira a nuestro alrededor y de que estamos a punto de perder el equilibrio y caer, se debe a lo que se conoce como Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB). La patología del vértigo se localiza en el oído interno o vestíbulo.

celulas-oido-interno-GA

Células del oído interno vistas en el microscopio electrónico.

Es indiscutible que los mareos y los vértigos son una experiencia humana frecuente y causa muy común de consulta médica, afectando -según algunos estudios- a aproximadamente entre el 20 y 30% de la población mundial.

Es más frecuente en mujeres, en una proporción aproximada de 3 mujeres por cada hombre. Puede aparecer incluso en niños, pero su prevalencia es notablemente mayor en los adultos a partir de los 65 años, incrementándose aún más después de cumplir los 80.

En este grupo etario de adultos mayores, uno de cada 3 padece mareos. Esto se debe a varios factores: el primero y fundamental es que a partir de los 60 años aproximadamente, se inician procesos de deterioro de las estructuras del oído interno, lo que conllevaría alteraciones en su funcionamiento, como por ejemplo la pérdida del número de células especializadas dentro de la cóclea con la consecuente disminución de la audición, y del vestíbulo, que generara alteraciones del equilibrio.

Además, en la madurez es donde surgen la mayoría de las enfermedades del oído interno, como por ejemplo la Enfermedad de Meniére, que es un padecimiento crónico que genera crisis de vértigo sin causa conocida, asociada a pérdida auditiva, plenitud ótica (sensación de tener el oído ocupado) y acúfenos.

Cuando hablamos de mareo y vértigo, lo primero que hay que aclarar es que ambos son síntomas, no enfermedades. Cuando se les pregunta a los pacientes qué es lo que sienten, les resulta muy difícil responder y pueden utilizar diferentes términos o descripciones como tener sensación de flotación; de cabeza vacía, llena o pesada; de inestabilidad al caminar; de que las cosas giran; de desmayo; o de miedo a caer.

Se define mareo como una percepción anormal o alterada de la orientación espacial, pero sin impresión de movimiento (un ejemplo sería sentir la cabeza vacía).

Sin embargo, el vértigo sería la sensación de que el exterior se mueve o de que nosotros nos movemos, sin que en realidad esto esté ocurriendo y, habitualmente, es en forma de giros.

vertigos-mareos-gaceta-audio

En cuanto a la inestabilidad, es la sensación de no estar equilibrado al caminar, como si se estuviera alcoholizado.

Estos síntomas se pueden presentar aislados, como ataques recurrentes, o padecerse de manera crónica dependiendo de cuál es la causa que los origina.

Su impacto es muy importante tanto en la salud, como en la vida social y laboral del paciente. Genera restricciones en la cotidianidad y es causa de pérdida de autonomía e independencia.

Según un estudio realizado en los Estados Unidos en 2014, el 34% de los adultos con mareos sufrió caídas, frente a solo el 9% de los adultos que no padecían mareos. Además, el porcentaje de lesiones por caídas también fue mayor en los primeros.
Sufrir estos síntomas se considera un detonante para la aparición de trastornos psiquiátricos como ansiedad, ataques de pánico y fobias.

La medicina es una ciencia probabilística, razón por la cual, hablar de Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB) es referirse, sin lugar a duda, a la causa más frecuente de vértigo en el mundo.

El VPPB es el desorden vestibular (parte del oído interno encargado del equilibrio) más frecuente. Se estima que 1 de cada 3 personas en el mundo lo padecerán al menos una vez en su vida.

otoconias-GA

Otoconias del oído interno, vistas en el microscopio electrónico.

Se produce por la migración de otoconias, desde su ubicación habitual (la mácula utricular, que es una superficie gelatinosa que las contiene), a unas estructuras llamadas canales semicirculares. Más del 90% de las veces, las partículas migran al canal semicircular posterior y solo un 10% a los canales semicirculares laterales y superiores.

Esto provoca que cuando el paciente hace ciertos movimientos de cabeza (de ahí la denominación posicional) como levantarse, girar o acostarse en la cama, mirar hacia el techo o agacharse, estas partículas dislocadas generan un funcionamiento anómalo del oído que se percibe como vértigo y que es la sensación de que el exterior o nosotros nos estamos moviendo.

Las causas son muchas, pero la principal es idiopática, es decir, sucede espontáneamente, y también pueden acontecer secundariamente, después de un traumatismo de cabeza, de una caída, de un accidente de tráfico, etc.

Estos cuadros aparecen en forma súbita generalmente por la mañana en la cama, por ejemplo al girar la cabeza para apagar el despertador o al incorporarse. También pueden aparecer al momento de colgar la ropa y llevar la cabeza hacia atrás o al querer recoger algo del suelo.

Duran desde varios segundos hasta aproximadamente un minuto y medio y se repiten cada vez que realizamos dichos movimientos de cabeza.

Con frecuencia, van acompañados de náuseas, vómitos, palidez, sudoración y manos frías, lo que aporta una sensación muy desagradable y una mayor preocupación tanto en quien lo padece como en los familiares.

corti-GA

El órgano de Corti visto a través  del microscopio electrónico.  © Dr. Goran Bredberg / Dr. David Furness

Su curso evolutivo se caracteriza habitualmente por remisiones espontáneas tras varios días o algunas semanas.

El diagnóstico se hace a través de la entrevista con el paciente y, ante la sospecha de que esté sufriendo de VPPB, se realiza una maniobra diagnóstica (Maniobra de Dix-Hallpike) que se realiza en la camilla girando la cabeza 45° hacia uno de los lados – por ejemplo hacia la derecha – y acostando al paciente de tal manera que la cabeza quede por fuera de la camilla colgando.

Después de unos segundos, y si es el oído derecho el afectado, el paciente sentirá vértigo y nosotros podremos percibir la presencia de un movimiento involuntario del ojo denominado nistagmo. De esta manera confirmamos nuestra sospecha diagnóstica.

La causa de esta patología es mecánica, por la migración de las otoconias. Por lo tanto, el tratamiento también lo será, a través de maniobras de reposicionamiento de dichas partículas con una serie de movimientos de la cabeza y el cuerpo que se realizan también en la camilla, con el objeto de llevar las otoconias nuevamente al utrículo.

Con estas maniobras se logra una curación aproximada del 80 %. En algunas oportunidades es necesario repetir estos movientos más de una vez hasta lograr la resolución del proceso.

Con estas maniobras se logra una curación aproximada del 80 %. En algunas oportunidades es necesario repetir estos movientos más de una vez hasta lograr la resolución del proceso.

En el 50% de los pacientes, el VPPB se puede repetir en el transcurso del primer año.

Vista frontal del aparato auditivo

Aparato-auditivo-Leyenda

Bibliografía

Bhattacharyya, N., & al., e. (2017). Clinical Practice Guideline: Benign Paroxysmal Positional Vertigo (Update). Otolaryngology–Head and Neck Surgery.
Brevern, M. v., Bertholonb, P., Brandtc, T., Fifed, T., Imaie, T., Nutify, D., & Newman-Toker, D. (2017). REVISIÓNVértigo posicional paroxístico benigno: criteriosdiagnósticos. Documento de consenso del Comité parala Clasificación de los Trastornos Vestibulares de laBárány Society. Acta Otorrinolaringológica Española.
Neuhauser, H. K. (2007). Epidemiology of vertigo. Current Opinion in Neurology, 40-46.

marina-rosende-GA

Dra. Marina Rosende
OTORRINOLARINGÓLOGA

Jefa de Otoneurología y ORL del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Italiano de Buenos Aires, Argentina.
http://hiba.hospitalitaliano.org.ar

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies