Home / Entrevistas  / Pilar Moro

Pilar Moro

Zoom Entrevista

pilar-moro-entrevista-GA

Entrevista a Pilar Moro

Directora General de William Demant para España y Portugal

Fotografías William Demant

Redacción Gaceta Audio

La visibilidad de las Mujeres Directivas, clave para avanzar en igualdad

Numerosas mujeres en la actualidad han roto con su rol tradicional, alcanzado niveles de cualificación, experiencia profesional y centralidad en el trabajo equiparable a la de los hombres.

Un reciente estudio de la consultora PriceWaterhouseCoopers (PwC), titulado La mujer directiva en España, revela que solo el 5% de los puestos de responsabilidad más elevada en las compañías están ocupados por mujeres. El estudio, realizado en función de los datos recabados de entrevistas con más de 7.500 directivos, pone de manifiesto que ellas tienen un tope en las altas esferas que ellos no tienen en la dirección de empresas en España.

pilar-moro-vertica-entrevista-GA

¿Pilar, cuál es tu trayectoria profesional y qué pasos has dado a lo largo de tu recorrido laboral para llegar a tu posición actual?

Durante la época escolar fui una buena estudiante y pasé varios veranos en el extranjero (Inglaterra y Estados Unidos) aprendiendo y practicando inglés.

Me licencié en Farmacia y muy poco después tuve la maravillosa oportunidad de vivir durante dos años en Indonesia.

Aprender inglés, vivir fuera de tu país una temporada, sobre todo si es en otro continente, te da una visión más global, te permite tratar con personas con diferentes formas de pensar, de comportarse, te da experiencia en entornos multiculturales y multilingües, lo que sin duda te facilita tu futuro profesional.

Al volver de Indonesia, trabajé durante casi diez años en BD (Becton Dickinson), una Multinacional Americana donde me especialicé en Microbiología, y realicé muchos cursos durante los veranos. En el 98 cursé un Executive MBA en el IE, que afortunadamente pude aprovechar en la empresa, ya que tuve la suerte de pasar por diferentes responsabilidades técnicas y de marketing, terminando con una internacional (de España, Portugal, Italia y Grecia).

Tras casi una década, me apetecía un cambio radical de mercado y, sobre todo, deseaba seguir aprendiendo, me atraían los cambios y los nuevos directivos con los que tendría que trabajar, por lo que entré en Baxter, otra multinacional farmacéutica americana donde estuve casi nueve años.

Con ellos trabajé primero como Marketing manager de Hemofilia de España y poco después como Business manager de Biocirugía, liderando un fantástico equipo de ventas y marketing. Durante todo este período seguí atendiendo a muchos cursos intensivos en Europa y Estados Unidos, (de liderazgo, marketing, varios en excelencia de ventas, gestión de conflictos, gestión de prioridades múltiples, negociación -efectiva en inglés, basada en principios, etc.-, Coaching y Feedback, Working in International groups, Managers for performance excellence, Finanzas, etc…), seminarios y charlas de expertos en todo tipo de competencias.

Creo que la inquietud por saber y aprender son claves para el futuro profesional de cualquier persona, independientemente de si se es mujer u hombre.

Y en los últimos años en Baxter tuve una responsabilidad de marketing global donde ayudé a desarrollar el uso del producto «Tissucol» en la reparación de la hernia en todo el mundo, uno de los trabajos más interesantes y gratificantes a nivel profesional.

Con pena tuve que dejar esa fantástica empresa, pero mi hija necesitaba de su madre, y yo lo mismo estaba en Los Angeles, como en Hong-Kong, Delhi, Sídney o constantemente en Viena, por lo que acepté un puesto de dirección general en una empresa alemana, Otto Bock, únicamente para España y Portugal.

Pasé entonces cerca de cinco años entre prótesis biónicas de brazos, pies y rodillas para amputados, ortesis y sillas de ruedas muy sofisticadas. En plena crisis económica, tuve que tomar decisiones empresariales duras en el equipo que lideraba y en el mercado.

En octubre de 2012 decidí aceptar un reto muy atractivo en Oticon: sustituir a su carismático director general de origen danés, que se jubilaba tras 27 años en la empresa.

Y aquí llevo ya casi seis años. Empecé con Oticon y poco después acabé implementando en España también Bernafon, Diatec y Oticon Medical, las otras compañías de WDH (el grupo danés al que pertenecen), cuatro empresas lideradas a su vez por fantásticos managers que cuentan con muy buenos equipos.

¿Qué ha supuesto para ti el reto de dirigir una empresa como Oticon?

Para mí es un honor y un privilegio dirigirla. He tenido que realizar muchos cambios y tomar algunas decisiones que no siempre han gustado, normal por otra parte, porque muchos empleados llevan aquí una media muy elevada de años y los cambios siempre asustan. Pero aprendo cada día tanto, de mi equipo, de los daneses, de nuestros clientes, de la competencia, y tengo la suerte de gestionar lo que más me gusta que son las personas, que el reto inicial se ha convertido ahora en el honor que mencionaba antes.

pilar-moro-titutlar-GA

¿Te has encontrado reticencias por parte de los empleados al ser la primera mujer directora de la empresa?

No sé si por ser la primera mujer directora o por ser «alguien nuevo que realiza cambios», independientemente del género, pero sí, me he encontrado reticencias por parte de algunos. Tras tantos años haciendo las cosas de otra manera, la resistencia al cambio es un fenómeno muy común.

¿Has tenido que renunciar a algo o sacrificar parte de tu vida personal para llegar hasta aquí?

Sí. Después de separarme, me volqué en mi hija y en el trabajo, sacrificando la otra parte de mi vida personal, porque me organizaba el calendario laboral internacional anual para ser capaz de compatibilizarlo con los fines de semana y/o semanas que tenía a mi hija, dejando el resto para los eventos, congresos, seminarios y viajes laborales.

Esto ha sido una elección libre de priorización de la que no me arrepiento porque lo he disfrutado plenamente y he aprendido muchísimo.

¿Crees que ha mejorado la situación de la mujer directiva en España durante los últimos años?

Sí, ha mejorado, pero desde mi punto de vista la situación de la mujer directiva en España depende de la priorización que esta haya querido hacer a lo largo de su vida. Coincido con los comentarios del reciente estudio de la consultora PwC que mencionáis en que hasta que los hombres no se involucren verdaderamente en el reparto de las cargas familiares y hasta que los hombres y mujeres no asuman las responsabilidades del hogar por igual, me temo que somos las mujeres las que tenemos que sacrificar algo, y por elección propia nos ponemos nosotras las llamadas «barreras invisibles o techos de cristal».

Yo siempre estoy disponible, de lunes a domingo y sin horarios, para cualquier urgencia de cualquier cliente, compañero, empleado o jefe de la empresa para la que trabajo, me sale innato, por mi elevada responsabilidad y entrega en cada proyecto que asumo en la vida. Lo puedo hacer porque soy libre para hacerlo, pero cuando compartes tu vida personal no es fácil la aceptación de esta total disponibilidad por parte de la otra persona.

Pilar, como mujer ¿qué barreras te has encontrado para ejercer un puesto de responsabilidad? ¿ha resultado una dificultad añadida?

Sobre todo al principio de mi carrera laboral encontré muchas, pero afortunadamente eran otros tiempos y ya muy lejanos. Sin embargo, con tesón, entrega en el trabajo, responsabilidad, pasión y con una buena actitud (siempre con una sonrisa), se superan… y ¡aquí estoy!

¿Hemos avanzado algo en materia de igualdad en las cúpulas directivas? Ya no tanto en lo cuantitativo sino en lo cualitativo. ¿Se sigue considerando raro que sea una mujer quien cierre un trato?

Yo no creo en las cuotas impuestas por ley o por políticas de empresa, creo en la confianza y esta se genera con una combinación de priorización, buena planificación, delegación, visión global, buena preparación, talento y valía, esfuerzo y rendimiento, flexibilidad (en horarios, desplazamientos y viajes, cambios en competencias o funciones, disponibilidad, etc.), compromiso y una buena actitud.

Si una mujer cumple esos puntos, estoy segura de que llegará a las cúpulas directivas en las mismas condiciones que un hombre. Yo sí creo que hemos avanzado, ¿quién no quiere en una compañía contar con un perfil como el que acabo de describir?

No creo que en ninguna empresa se siga considerando raro que sea una mujer quien cierre el trato, dependerá más de la persona que negocie y de su preparación y educación.

¿Crees que existe un estilo de liderazgo femenino diferente del masculino?

Depende igualmente de las personas, desde mi punto de vista, más que del género. Aunque sí es cierto que, en mi experiencia, sí he visto que quizás las mujeres tendemos a consensuar más, priorizamos el trabajo en equipo, la colaboración entre compañeros, utilizamos más la empatía y escucha activa que nos permite ser más flexibles y adaptarnos mejor a las necesidades de la persona y sus funciones en el trabajo, pero también he encontrado hombres que lideran así, de hecho, yo tomé como referente y mentor a uno de ellos.

¡Ah! Y creo que, en general, nos organizamos y planificamos más.

¿Has tenido relación con culturas que se sorprendan de tratar con una mujer directiva?

Sí, pero por amistad con algunos de ellos prefiero reservarme el describir con cuáles, para que no se sientan molestos si alguna vez leyeran esta entrevista.

¿Cuáles son las tres o cuatro cualidades que debe tener un perfil directivo de una gran compañía?

-Pasión.
-No tener miedo al cambio, a innovar, que te guste hacer cosas nuevas, arriesgarte.
-Preparación y talento (valía).
-Actitud.

¿Qué características debe tener una mujer para ser líder?

Las mismas que un hombre, no creo que deba de haber diferencias para ser líder, pero cada persona somos un mundo y todos tenemos diferentes estilos y preferencias de liderazgo, no puedo decir que unos sean mejores que otros, tan solo diferentes.

¿Qué es lo más difícil de ocupar un alto cargo?

La responsabilidad que asumes, dependen muchas personas de ti.

En el sector de la Audiología con mayoría de mujeres, ¿por qué crees que eres la única directora general de una empresa multinacional?

¿Me imagino que te refieres de una empresa multinacional fabricante? Si es así, la respuesta es porque tuve la suerte de estar en el sitio y en el momento adecuados, y que mi persona generó la confianza necesaria al equipo directivo danés como para liderar un mercado tan difícil y tan competitivo como el de España. Pero si hablas del sector de Audiología en general en nuestro país, afortunadamente no soy la única.

¿Qué logros has conseguido en Oticon/Bernafon desde tu llegada como directora general?

Crear y desarrollar las diferentes compañías del grupo que no estaban, e integrarlas con el equipo Oticon que llevaba casi 30 años en España. Pero he contado con la ayuda de unos increíbles profesionales que han confiado en mí y me han ayudado en este reto, que no ha sido fácil, ya que sola no habría podido hacerlo.

¿Cuáles son los nuevos retos u objetivos de Pilar Moro y de la propia William Demant en España?

Mis retos u objetivos siguen siendo ante todo las personas, ayudar a sacar lo mejor de cada uno, y compartiendo aquí los valores en los que nos basamos desde que entré a formar parte de este gran grupo, creo que quedarán bien reflejados:

1. Motivación para un mayor rendimiento.

2. Orientación al servicio.

3. Actitud de trabajo en equipo.

4. Iniciativa propia.

5. Flexibilidad y disposición al aprendizaje.

6. Confianza y lealtad.

7. Con el foco en el cliente y la calidad.

8. Compromiso y autodisciplina.

9. Rapidez, iniciativa, orientado a la acción.

10. Optimismo

… y ¡una sonrisa!

El Grupo William Demant es un líder mundial en el mercado del cuidado auditivo. Desarrolla, fabrica y vende productos y equipos que ayudan a las personas con pérdida auditiva a conectarse y comunicarse con el mundo que les rodea. Están enfocados en cuatro actividades de negocios: audífonos, implantes auditivos, instrumentos de diagnóstico y comunicación personal.

Facturación / Beneficios
En 2017 facturaron 13.189 millones de coronas danesas (alrededor de 1.768 millones de euros), generando unos beneficios de 2.504 millones de coronas danesas (alrededor de 336 millones de euros).

Empleados

Durante 2017 incrementó el número de empleados a tiempo completo a 13.280.

El Holding William Demant cotiza en el Nasdaq de Copenhague.

SOBRE WILLIAM DEMANT (Fuente: demant.com/about)

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies