Home / FAQs  / ¿Qué son las prótesis auditivas implantables?

¿Qué son las prótesis auditivas implantables?

Segunda parte

portada-preguntas-frecuentes30-GA

¿Qué son las prótesis auditivas implantables? Segunda parte

Autor: Dr. Alejandro Harguindey.
Profesor Departamento de Ciencias Médicas, Universidad San Pablo CEU, Madrid.

¿Qué evaluaciones audiológicas requieren las prótesis auditivas implantables? 

El objetivo de la evaluación audiológica, dentro del programa de implantes, es aportar la información auditiva necesaria para la selección del candidato idóneo y el tipo de implante adecuado, así como la comprobación posterior de los resultados obtenidos con el implante y la rehabilitación. Así, el protocolo se divide en las pruebas audiológicas y audioprotésicas previas a la implantación, y las posteriores, que incluyen medidas de seguimiento y valoración de la rehabilitación.

preguntas-frecuentes-2-GA

FIGURA 1
Modelo Esteem de Envoy Medical

La valoración previa incluye pruebas audiológicas, para determinar las características de la hipoacusia. Las pruebas electrofisiológicas se realizan para evaluar la integridad del sistema auditivo y las audioprotésicas para que la conveniencia de implantar se sustente en el conocimiento de la situación real con amplificación, la verificación del cumplimiento de los objetivos prescritos en cada caso y la funcionalidad de las prótesis auditivas utilizadas.

Con posterioridad a la implantación, las pruebas audiológicas permiten valorar la mejora funcional de la audición del paciente como consecuencia de la activación del dispositivo y recoger la información necesaria para ajustar la programación óptima.

preguntas-frecuentes-1

FIGURA 2
Implante de oído medio
Imagen cedida por cortesía de MED-EL Elektromedizinische Geräte Gesellschaft.

Verificación de la adaptación protésica

La verificación de la adaptación protésica debe ser exhaustiva y precisa, ya que sobre sus resultados recae la decisión de implantar y la elección del oído receptor del implante. Una prótesis inadecuada o mal adaptada puede llevar a la conclusión errónea de que es necesario un implante, o a elegir el oído menos indicado.

El objetivo de la verificación es comprobar que las características de los audífonos son adecuadas para la hipoacusia, que su programación es correcta y su funcionamiento óptimo, que el molde ajusta perfectamente en el canal auditivo y que ha transcurrido un tiempo suficiente de uso constante y regular de los audífonos antes de optar por algún tipo de implante.

Mientras que para verificar la amplificación de los audífonos es necesario realizar medidas objetivas en oído real con un analizador, para verificar y validar el rendimiento de los procesadores de los implantes se llevan a cabo medidas de ganancia funcional, dada la imposibilidad de realizarlas en oído real.

Para ello se miden:

— Umbrales a campo libre con tonos modulados (Warble) o ruido de banda estrecha (NBN).
— Prueba de percepción del habla, adecuada a la edad del paciente, en silencio y con ruido de competencia.
— Test de 6 sonidos de Ling para medir el rango de audibilidad (en ambiente silencioso y desde una distancia de 1 metro hasta 12 metros).
— Evaluación auditiva funcional para niños mediante cuestionarios que deben responder los padres (Little-ears, EARS).
— Evaluación del rendimiento del sistema de FM en conjunto con el implante (especialmente en niños).
— Evaluación funcional de accesorios de conectividad.

La audiometría tonal a campo libre permite conocer el comportamiento del procesador para intensidades bajas, próximas al umbral, pero no es posible obtener un registro adecuado para intensidades supraliminares en todo el rango dinámico, por lo que no puede ser considerada como prueba única para verificación del rendimiento.

La audiometría verbal a campo libre, con y sin ruido de competencia, es el método más adecuado para la verificación del procesador. La prueba de audiometría verbal en ruido (PAVER) ha sido desarrollada para verificar el rendimiento de los implantes en niños a partir de 7 años.

La verificación de los implantes osteointegrados denota mejores respuestas, especialmente en frecuencias agudas, una vez que se completa la osteointegración, en comparación con los resultados obtenidos en las pruebas con diadema (softband) anteriores a la cirugía.

En los casos de hipoacusias unilaterales donde se implanta el Baha para aprovechar la transmisión transcraneana del estímulo, el protocolo de hipoacusias unilaterales permite evaluar adecuadamente el beneficio esperado antes de la intervención.

preguntas-frecuentes-3-GA

FIGURA 3
Cochlear BAHA
Imagen cedida por cortesía de Cochlear Bone Anchored Solutions.

Pruebas electrofisiológicas

Las pruebas electrofisiológicas previas aportan información necesaria para completar el diagnóstico de la hipoacusia y para la toma de decisiones sobre la conveniencia y opción de un implante.

— Los Potenciales Auditivos Corticales previos al implante, con o sin audífonos, y su comparación posterior con los que se obtienen con el implante, permiten monitorizar el desarrollo del procesamiento auditivo del paciente.
— Los Potenciales Evocados de Latencia Media tras estimulación eléctrica promontorial, permiten comprobar la funcionalidad del nervio auditivo en caso de existir malformaciones congénitas óticas (tipo hipoplasia coclear), osificación coclear total o antecedentes de patología o cirugía en la vía auditiva.
— Los PEATC a campo libre posteriores al implante, permiten registrar datos de ganancia funcional cuando no es posible realizar métodos conductuales.
— Los Potenciales Corticales con Estímulo de Habla en los niños resultan especialmente interesantes. La evolución del componente P1 responde a un período crítico de estimulación. Los niños implantados precozmente llegan a obtener latencias de P1 comparables a las de niños con audición normal y un desarrollo del habla y lenguaje apropiados.
Según algunos estudios actuales, las respuestas que se registran en pacientes usuarios de implante coclear estarían afectadas por un artefacto que interfiere en el registro e impide evaluar, de manera fiable, los cambios en la plasticidad cerebral. Las investigaciones futuras se centrarán en estudiar si las respuestas que se registran pertenecen realmente a una actividad cortical o al procesamiento de la señal de los aparatos auditivos.
— Los Potenciales Evocados Auditivos y los Potenciales Evocados Corticales mediante Estímulo Eléctrico (EABR y CEP) se realizan después de la implantación coclear o de tronco cerebral, generando los estímulos directamente desde el propio implante.
— Los ECAP (electrically evoked compound action potential) representan el registro del potencial generado en los núcleos cocleares mediante estimulación eléctrica por el propio haz de electrodos intracoclear, y se corresponde con la onda I de los PEATC. La presencia de esta respuesta confirma el funcionamiento correcto del electrodo estimulado y determina el umbral de estimulación eléctrica que produce la activación de la vía auditiva. La realización de EABR ha disminuido por las ventajas que ofrecen los ECAP (no requieren sedación ni equipo específico y el tiempo de exploración es menor).

Evaluación foniátrica y logopédica

La evaluación foniátrica y logopédica previa a la implantación, tiene por objeto determinar el nivel de lenguaje expresivo y comprensivo, con y sin lectura labial, así como el tono de voz para compararlo con los resultados que se obtienen a lo largo de la evolución posterior a la implantación.

El protocolo incluye:

— Evaluación de la voz: calidad, resonancia y capacidad respiratoria para la producción del habla.
— Evaluación del habla: articulación, fonología, velocidad, ritmo, fluidez y presencia de tensión.
— Evaluación del lenguaje: capacidad de comprensión, reconocimiento y expresión de sonidos, palabras y frases, extensión del léxico y de la morfosintaxis.

También se valora el modo de comunicación (auditivo, oral o gestual) en su vida habitual, el nivel de lectura labial, la capacidad de comunicación, las habilidades sociales y la capacidad de uso del teléfono.

Evaluación psicológica

El principal objetivo es descartar la presencia de alguna enfermedad psiquiátrica grave o deterioro cognitivo importante, especialmente en edades avanzadas, y valorar el grado de motivación del paciente respecto a la colocación de un implante.

En la evaluación infantil es importante la información que aporta el estudio psicológico sobre el desarrollo cognitivo y global del niño. También es importante la valoración del nivel familiar para afrontar la dependencia de la tecnología y su capacidad de dedicación para la rehabilitación posterior. El apoyo a las familias que se enfrentan al diagnóstico forma parte de la tarea de los psicólogos del equipo.

SABER MÁS

Envía tus consultas y preguntas frecuentes a:

Email: info@revistagacetaudio.es

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies