Home / Consultorio profesional  / La dieta y el impacto en el acúfeno

La dieta y el impacto en el acúfeno

Yanina Sitzer

la-dieta-y-el-acufeno

La dieta y el impacto en el acufeno

Autor: Yanina Sitzer
Licenciada en Fonoaudiología
Instituto de Rehabilitación Psicofísica-IREP,
Buenos Aires, Argentina.

No es solo cómo comemos, es también lo que comemos. No es una moda, es un hecho. La alimentación influye en nuestra calidad de vida. Cuanto más investigamos acerca de lo que consumimos y de las consecuencias que pueden tener ciertos alimentos, más razones hay para cuidarnos y atender a lo que le ofrecemos a nuestro organismo. El impacto es directo: comer sano ayuda a lograr un equilibrio físico y mental.

dieta-y-acufeno-1

El hecho de que muchas personas llamen al estómago «el segundo cerebro» no es una casualidad. ¿Han pensado alguna vez en la calidad de lo que comen? El contexto en el que comen ¿Es en la oficina? ¿En un bar? ¿Comen estresados o tranquilos? ¿Cuánto tiempo dedican a la preparación de los alimentos que comen? ¿Cuánto pasa desde que empiezan a comer hasta que terminan el plato? ¿Dedican algún momento a pensar en ello?
En el caso de las personas con acúfenos, se puede mejorar este síntoma realizando algunos ajustes en la dieta y en las rutinas alimenticias.

Hablamos de acúfeno cuando nos referimos a la percepción de un sonido que se produce en ausencia de un estímulo acústico externo. Afecta aproximadamente al 15% de la población mundial. El 15-20% de las personas que lo padecen realizan algún tipo de consulta en busca de una solución y un 1-2% presentan un malestar incapacitante con un impacto negativo en la calidad de vida. Este síntoma es el tercero más incapacitante que puede sufrir un ser humano, por lo que puede generar un malestar generalizado, afectando a la integridad biopsicosocial del individuo, así como repercutir en su salud, cuidado personal, relaciones sociales, actividades laborales, etc.

Las emociones, el sistema digestivo y el acúfeno están definitivamente encadenados.

Algunos estudios indican que un apoyo nutricional adecuado puede aliviar el acúfeno y las molestias relacionadas. Se basan en eliminar tanto de los hábitos como de la dieta aquellas sustancias que provoquen hiperexcitabilidad neural.

Los componentes que generan esa hiperexcitabilidad están en muchos más alimentos de los que creemos. Para que el lector pueda reconocerlos nombraremos los más habituales, como por ejemplo la nicotina, la cafeína (café, té, chocolate, entre otros), el glutamato (se encuentra sobre todo en la comida china, salsa de soja, algunos quesos y en los alimentos preparados industrialmente listos para comer, conservas y alimentos congelados), el alcohol (en cualquier bebida alcohólica), el aspartamo (presente en algunos edulcorantes artificiales, en todos los alimentos y bebidas que contengan la palabra Ligth o Zero), la quinina (bebidas gasificadas) y el cloruro sódico (por ejemplo, sal entre otros alimentos).

dieta-y-acufeno-3

Existen profesionales capacitados para desarrollar planes nutricionales que se amolden a las necesidades de cada persona.
Actualmente, se están investigando varias líneas dietéticas basadas en conocimientos bioquímicos y nutricionales mediante aproximaciones científicas para modular el sistema nervioso central. Algunos autores aconsejan a los pacientes con acúfenos llevar a cabo dietas bajas en hidratos de carbono, excluir la histamina o incorporar suplementos como neurotransmisores orales, entre otros. Pero ¿por dónde empezar?

Aquí debemos hacer una reflexión y destacar que no podemos proponer a todos los pacientes los mismos tratamientos ni las mismas indicaciones, por lo que será el profesional quien, a partir de su experiencia y conocimiento del tema, deberá guiar al paciente. Alguien que padece acúfenos no es un paciente cualquiera y hay que trabajar de manera interdisciplinaria para llegar a buen puerto. 

Seguir una determinada dieta o cambiar de hábitos alimenticios no es sencillo para nadie, por lo que se recomienda siempre realizar una consulta con un profesional capacitado en el tema para que le acompañe y aconseje adecuadamente, dándole indicaciones precisas sobre cuál es el mejor tratamiento. Cualquier decisión imprudente e individual puede desencadenar, desde la ignorancia, un problema mayor completamente evitable. Las personas deben alimentarse, hidratarse y nutrirse cubriendo con sus ingestas ciertos requerimientos calóricos.

¿Todo esto quiere decir que dejando de consumir ciertas sustancias el acúfeno desaparece? La respuesta es NO. No podemos generar falsas expectativas, pero lo que sí sabemos y podemos compartir, es que se puede mejorar la percepción del síntoma y por ende, la calidad de vida de los individuos.

Como dijimos anteriormente, son muchas las personas que padecen acúfenos. Algunos lo presentan como un problema y otros no lo consideran así porque ya están habituados. El hecho de que se pueda reducir, a partir de una dieta, la percepción de este ruido a veces tan molesto, puede ser un precursor e indicador de una futura habituación, por lo que tomar en cuenta estos consejos sobre la alimentación puede generar una respuesta positiva y esperanzadora para muchas personas.

diea-y-acufeno-5

La nutrición tiene un papel fundamental en nuestras vidas. A partir de los últimos estudios realizados, la alimentación aparece como un factor importante para la sintomatología de los acúfenos. Si bien es cierto que no encontramos en todos los estudios validez estadística, sí podemos ver una cierta correlación entre lo que se come y el aumento o disminución de los acúfenos.

Autores como Spankovich y col., afirman que las personas que tienen una dieta más saludable tienen una menor percepción del acúfeno que los que llevan una dieta menos sana. En este artículo, se recomienda el uso supervisado de ciertos suplementos para pacientes con acúfenos: hierro, zinc, magnesio, fósforo, potasio, vitamina B6, vitamina B12, vitamina A, vitamina C y vitamina E. Sin embargo, no se ha podido demostrar que sean realmente eficaces para la mejora de los acúfenos.

Otra investigación realizada en Corea del Sur demostró que las personas con acúfenos tenían un nivel deficitario de vitamina B12. Además, se acreditó que un índice de masa corporal bajo y un nivel deficitario de vitamina B2 también están asociados significativamente con los acúfenos. Por otra parte, la ingesta pobre de vitamina B3, proteínas y agua, se asocia a algunas molestias relacionadas con los acúfenos.
El estudio aconseja que los pacientes con acúfenos mantengan un peso corporal adecuado y una ingesta nutricional suficiente, incluyendo la vitamina B12, vitamina B2, vitamina B3, el agua y las proteínas.

Así como podemos determinar qué sustancias no son recomendables para una persona con acúfenos, podríamos intentar hacer una lista de los alimentos que ayudarían al cuerpo a incorporar estas vitaminas con los efectos positivos, de los cuales hablan algunos autores. Es decir, debería seguirse una dieta rica en carnes, pollo, jamón, pescados, mariscos, huevos, lácteos, vegetales, frutos secos y hongos.
Para las personas que sufren acúfenos, por lo tanto, se recomienda complementar su tratamiento médico con cambios en el estilo de vida, adoptando una dieta saludable y equilibrada, realizando ejercicio físico y abordando terapias psicológicas, meditación y yoga, siempre buscando una armonía entre la mente y el cuerpo.

dieta-y-acufeno4

Cualquier consejo terapéutico negativo puede terminar en un problema aún más complicado para quien padece acúfenos. Es aconsejable entonces que todo aquel que quiera realizar un cambio en su dieta, haga una consulta a su médico de cabecera, realice los estudios necesarios y consulte también con un nutricionista que conozca esta problemática, para que elabore un tratamiento personalizado y pueda trabajar de manera conjunta, integral e interdisciplinaria en pos de mejorar la vida de los pacientes con estas características.

Para finalizar, creo importante aclarar que no se trata solo de pensar cómo la dieta puede aumentar la severidad de los síntomas y cómo simples cambios en la alimentación y la incorporación de suplementos vitamínicos pueden reducir efectivamente los niveles de percepción del acúfeno, sino que se trata de «pensarnos» desde varios ángulos y entender que la dieta es solo uno de ellos. Somos todo lo que somos y también, somos lo que comemos. Se trata de sentirnos bien con nosotros mismos encontrando soluciones posibles y no ideas irreales imposibles de alcanzar. Debemos eliminar malos hábitos generando conciencia y acción.

El objetivo de este artículo, además de informar y promover una vida equilibrada, es que cualquier persona que padece acúfenos pueda comprender que hay mucho por hacer y que no es «todo o nada», sino que con simples grandes pasos la vida puede cambiar, mejorar y convertirse en un desafío y una oportunidad.

REFERENCIAS

Moller AR. Tinnitus: presence and future. Prog Brain Res. 2007; 166:3-16.
Joo YH, Han KD, Park KH. Association of hearing loss and tinnitus with health-related quality of life: the Korea National Health and Nutrition Examination Survey. PLoS One. 2015 Jun;10(6):e0131247.
Doh Young Lee, Young Ho Kim. Relationship Between Diet and Tinnitus: Korea National Health and Nutrition Examination Survey. Clinical and Experimental Otorhinolaryngology Vol. 11, No. 3: 158-165, September 2018.
Spankovich C, Bishop C, Johnson MF, Elkins A, Su D, Lobarinas E, et al. Relationship between dietary quality, tinnitus and hearing level: data from the national health and nutrition examination survey, 1999-2002. Int J Audiol. 2017 Oct;56(10):716-22.
M. A López González y col. Libro: Acúfeno como señal de malestar- 2010.
Thomas Coleman. Libro: Milagro para el acúfeno-2010.

SABER MÁS

I Jornada virtual en directo sobre acúfenos.
Introducción a la evaluación y tratamiento del acúfeno.
Facebook: https://www.facebook.com/acufenoson
Instagram: https://www.instagram.com/acufenosonline/
Email: acufenosonline@gmail.com

yanina-Sitzer

YANINA SITZER
FONOAUDIÓLOGA
Instituto Otorrinolaringológico Dr. Arauz-Rehabilitación del acúfeno. Unidad de acúfenos e hiperacusia.
Instituto de Rehabilitación Psicofísica (IReP)-GCBA.
Docente en el Máster de Audiología de la Univ. Europea Miguel de Cervantes.

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies