Home / El experto  / Toma de impresiones en niños de 5 años

Toma de impresiones en niños de 5 años

La toma de impresiones en niños debe ser supervisada

toma de impresiones audiologia en menores

Autor: Myriam Gonzalez
AUDIÓLOGA Y AUDIOPROTESISTA

Toma de impresiones en menores de 5 años

La impresión de oído en adultos es una práctica audiológica habitual que, con habilidad, precaución y dominio de cierta técnica, no reviste gran complejidad. Pero la realización de impresiones de oído en niños muy pequeños, e incluso bebés, requiere un conocimiento adicional respecto a diferentes aspectos que es muy recomendable conocer.

Con la universalización del screening neonatal y el diagnóstico precoz, cada vez es más frecuente, por fortuna, la adaptación protésica a edades muy tempranas (entre 3 y 6 meses).

Por otra parte, el abordaje de algunas patologías de oído medio por parte del especialista ORL mediante miringotomía e implantación de drenajes transtimpánicos (DTT), conlleva la conveniencia de confeccionar tapones de baño a medida, a veces a edades muy tempranas, incluso antes de los tres años.

toma de impresiones audiologia ninos

Si bien la adaptación protésica infantil no se realiza de forma generalizada en los gabinetes auditivos, ya que muchos de los centros restringen su ámbito de atención a la población adulta, la confección de tapones de baño a medida, por la aparente sencillez del proceso y la enorme demanda que se produce antes del período estival, sí es una práctica habitual y generalizada en la mayoría de los gabinetes auditivos.

No hay que olvidar que el procedimiento de toma de impresiones es exactamente el mismo tanto para confeccionar un tapón de baño, como para obtener un molde para la adaptación de un audífono.

La persona encargada de la toma de impresiones debe conocer el procedimiento o ser supervisada por una persona con experiencia en la toma de impresiones en niños.

La Sociedad Británica de Audiología (B.S.A.), publicó en diciembre de 2021, una actualización de su guía de recomendaciones para la realización de impresiones de oído en niños, concretamente en menores de 5 años. Los aspectos más importantes recogidos en esta guía y clasificados por apartados, se describen a continuación.

Personal

La persona encargada de la toma de impresiones debe conocer el procedimiento o ser supervisada por una persona con experiencia en la toma de impresiones en niños. Aunque se trate de personas que dominan dicha técnica en adultos, deben ser supervisados por un experto, que será el responsable en última instancia, hasta que puedan tomar la medida de forma autónoma.

Padres y cuidadores

Como en cualquier procedimiento pediátrico, los padres o cuidadores deben formar parte del proceso. Deben conocer la técnica que se va a aplicar y las posibles reacciones del niño. Del mismo modo, se debe asegurar a la familia que el procedimiento no va a ser doloroso aunque podría ser molesto (en la B.S.A. sugieren incluso que se plantee a los padres o cuidadores un consentimiento informado verbal).

A veces se precisa de la ayuda de los padres o cuidadores para mantener al niño en la posición idónea de apoyo y conviene asegurarse de que entendieron bien las consignas y están preparados y relajados, de modo que contribuyan a la seguridad del procedimiento y, a su vez, hagan sentir al niño tranquilo y a salvo. El audiólogo debe tener en cuenta la edad del niño para contribuir a su tranquilidad.

Si el niño es muy pequeño (menos de 3 años), puede ser de ayuda una segunda persona (un familiar o un asistente de audiología) que le distraiga con un juguete o muñeco durante la toma de impresiones. Si el niño es un poco más mayor, quizá sea conveniente explicarle brevemente el proceso, así como enseñarle el equipo y el instrumental que se va a utilizar.

Instrumental/Equipamiento

Es importante contar con instrumental de diferentes tamaños y tipos, dada la gran variabilidad existente en las dimensiones de los CAE pediátricos.

Se debe disponer de espéculos de diferentes anchos para la otoscopia, al menos de 2,4 y 4 mm. Además, como se ha comentado, debe haber varios distractores o juguetes debidamente desinfectados a disposición para que puedan ser utilizados durante todo el proceso. Las linternas para la inserción del otoblock deben tener, para los niños menores de 1 año, una marca de profundidad de 10 mm (pueden marcarse manualmente, con un rotulador indeleble), como guía de la profundidad máxima de inserción desde la entrada del canal. Existen en el mercado puntas de linterna ya milimetradas.

Debe haber diferentes tamaños de otoblocks disponibles para su uso, incluidos los muy pequeños de algodón.

Los otoblocks de algodón pueden ser preferibles a los de esponja en bebés, ya que el algodón puede ser menos abrasivo en su conducto.

El otoblock seleccionado debe ser lo suficientemente grande para llenar la sección transversal del canal auditivo, aunque sin ejercer una presión indebida en las paredes del CAE. En algunos casos puede ser necesario recortarlo para conseguir el tamaño idóneo. En estos casos, se debe tener mucho cuidado para asegurar que la cuerda permanezca intacta y unida, y que cualquier residuo de esponja o algodón se elimine antes de introducir la pasta de impresión. Para la toma de impresiones se debe disponer, además, de jeringuillas y/o cánulas de impresión de diferentes largos y diámetros, de modo que pueda seleccionarse la más apropiada en cada caso.

Es recomendable también utilizar un material de impresión de fraguado rápido (a poder ser, 4 minutos o menos).

Si se utiliza jeringuilla, el tiempo de secado o fraguado puede reducirse calentando la pasta en las manos un poco antes de introducirlo en la jeringa de impresión.

El material que presenta menor contracción permite confeccionar moldes que se adaptan mejor a los canales auditivos de los niños: por tanto, siempre que sea posible, será preferible utilizar material de impresión en el que se mezclen catalizador y base a partes iguales.

Es importante contar con instrumental de diferentes tamaños y tipos, dada la gran variabilidad existente en las dimensiones de los CAE pediátricos.

bebe-jugando

Es conveniente tener experiencia en el uso de pistolas de impresión en adultos antes de utilizarlas en pediatría o hacerlo bajo la supervisión de algún experto.

La pistola de impresión puede asustar al niño; si este es el caso, puede ser recomendable enseñársela previamente explicándole su uso. Aun así, las pistolas de impresión deben usarse con precaución y mucho cuidado en niños que están inquietos, ya que existe riesgo de lesiones si se mueven rápidamente cuando se introduce la cánula de impresión.

Si se utiliza una pistola de impresión, el material pediátrico suele incluir una cánula de mezcla de impresión más pequeña con la opción de una punta pediátrica para canales muy pequeños y material de cartucho de impresión que tiene menor viscosidad y baja presión.

Entorno.

Se velará por que el entorno sea seguro, higiénico y acogedor para los niños; es importante reservar el tiempo necesario para realizar la toma de impresión. Además, siempre que sea posible, el ambiente debe estar bien iluminado para permitir una buena visión del canal auditivo, pabellón auricular y tímpano. Todo el equipo debe estar dispuesto y preparado antes del procedimiento.

Examen del oído. Otoscopia Antes del examen del oído y la toma de impresiones, se le pedirá al padre o cuidador toda la información necesaria para identificar cualquier contraindicación que pueda impedir que el audiólogo proceda a las impresiones.

Se debe preguntar si el niño ha mostrado algún signo de incomodidad o dolor en los oídos en los últimos días, si ha habido alguna secreción de los oídos, o si está siendo tratado por cualquier problema relacionado con el oído. Igualmente, es importante saber si ha tenido previamente alguna cirugía en los oídos.

El examinador seleccionará un espéculo de tamaño apropiado, basándose en el examen inicial de la entrada del canal auditivo. En muchos casos se requerirá un espéculo estrecho (2,4 mm de ancho) ya que los niños, a menudo, tienen canales auditivos muy pequeños; sin embargo, es conveniente utilizar el espéculo más grande posible para conseguir la máxima iluminación del oído, canal y tímpano. Se utilizará una otoscopia para verificar la longitud, el ancho y la orientación del canal auditivo, y para detectar contraindicaciones que pueden impedir que el examinador proceda a las impresiones.

Debido a la naturaleza cartilaginosa blanda del pabellón auricular en los niños pequeños, puede ser de utilidad colocar el audífono en el pabellón auricular del niño antes de llenar el canal auditivo con material de impresión.

Es importante indicar al padre o cuidador la posición adecuada, colocando al niño sobre las rodillas cuando es más mayor o manteniéndole más tumbado si es un bebé. En los niños, el canal auditivo tiende a ser más recto y carece de las curvas de un canal adulto.

Por lo tanto, en la mayoría de los casos, quien toma la impresión solo necesita mover el pabellón auricular hacia atrás para tener una mejor vista del tímpano y el canal. No obstante, es habitual tener una visión limitada del tímpano en los niños por el tamaño del CAE.

Inserción del otoblock y profundidad de la impresión

Antes de la colocación del otoblock y del material de impresión, el padre/ cuidador debe adoptar la posición adecuada. La longitud del canal auditivo varía mucho entre niños y dependiendo de la edad del niño.

La mayor parte del crecimiento del canal tiene lugar en los primeros 12 meses de vida, momento en el que la longitud del canal auditivo alcanza la longitud adulta promedio de 2,5 cm (Keefe et al, 1993). En bebés menores de 6 meses, la marca de 10 mm en la linterna de inserción debe usarse como guía para la máxima inserción del otoblock en el canal; para bebés menores de 2 meses y prematuros, es posible que la profundidad de inserción deba ser incluso menor.

Debido a la naturaleza cartilaginosa blanda del pabellón auricular en los niños pequeños, puede ser de utilidad colocar el audífono (si se trata de un molde de oído) en el pabellón auricular del niño antes de llenar el canal auditivo con material de impresión.

Posiciones recomendadas:

colocación de otoblock y toma de impresión. Las Figuras 1 y 2 muestran ejemplos de posiciones que deben adoptar los padres/cuidadores para la otoscopia, la colocación de otoblock y la toma de impresión.

Todas las posiciones se pueden invertir de izquierda a derecha.

Los ejemplos no son preceptivos y por tanto se pueden introducir variaciones. El principio clave es que el niño esté quieto y de este modo se eviten lesiones durante el procedimiento. Esto a me – nudo requiere que se sujeten las manos y en ocasiones también la cabeza del niño, preferiblemente por el padre/ cuidador. Si el niño necesita tranquilidad, si tiene miedo, las posiciones en las que abraza al padre/cuidador pue – den ser más aconsejables.

Si el niño da patadas o mueve las piernas, es posible que el padre/cuidador también tenga que sujetarlas o colocarlas entre las suyas.

Si el niño está tranquilo y puede quedarse quieto, con 4 o 5 años, puede que no sea necesario que el cuidador lo sujete, aunque debería estar distraído con un cuento o un juguete durante el procedimiento.

toma de impresiones menores figura 1
Figura 1

Ejemplo de posición de sujeción que puede adoptar el padre/cuidador con bebés y niños que prefieren tumbarse o sentarse en el regazo de sus padres para tomar una impresión del oído derecho (posición inversa para el oído izquierdo).

En la figura 1, el niño mira de lado con su cabeza apoyada en el pecho del cuidador; el cuidador usa su brazo izquierdo para mantener la mano/brazo derecho del niño inmóvil y su brazo derecho para sostener su cabeza contra su pecho; el brazo izquierdo del niño se puede mantener en su lugar contra el cui – dador o colocado debajo del brazo derecho del cuidador.

figura 2 acostado
Figura 2

En la figura 2, se acuna al bebé con la parte inferior del brazo colocado debajo del brazo derecho del cuidador; la mano derecha del cuidador se usa para sostener la cabeza del bebé, mientras que la izquierda, si se requiere, debe sostener los brazos y las piernas del bebé en su lugar.

La otoscopia verifica la longitud, el ancho y la orientación del canal auditivo, y detecta contraindicaciones que puedan impedir que el examinador proceda a las impresiones.

IMAGEN CHUPETE_1
IMAGEN GIRADA

Ejemplo de posiciones que pueden adoptar los padres/cuidadores de bebés y niños que prefieren sentarse en el regazo de sus padres al tomar una impresión de oído (posición inversa para el oído izquierdo).

En la imagen superior (Figura 3), el bebé se abraza al pecho del cuidador; el brazo izquierdo del cuidador se usa para envolver al bebé y mantener sus brazos en su lugar; el brazo derecho del cuidador está arriba y se usa para sostener la cabeza del bebé.

 

Para niños mayores, cada pierna se puede colocar alrededor de las caderas del cuidador.

En la imagen inferior derecha de la página anterior (Figura 1), se muestra una posición más adecuada para niños mayores, que prefieren sentarse hacia adelante.

El niño se sienta en el regazo del cuidador con la espalda y la cabeza contra su pecho; el cuidador usa un brazo para sostener los brazos y manos del niño y el otro para sostener su cabeza.

Extracción de la impresión

Mientras el material se endurece en el oído, se debe distraer al niño con juguetes para evitar que toque la oreja o el material de impresión.

Puede ser útil colocar juguetes en sus manos durante este tiempo.

No siempre es necesario adoptar una posición de sujeción para la extracción de la impresión, pero puede ser conveniente si el niño está molesto o necesita atención y consuelo.

 

Después de la extracción de la impresión, se debe realizar una otoscopia para comprobar que no se ha causado ningún daño fortuito con la toma de impresión.

Orientaciones adicionales para el procedimiento

Al igual que con la otoscopia, el audiólogo debe estar preferiblemente sentado o de rodillas al realizar el procedimiento.

Sin embargo, puede haber ocasiones en las que deba ponerse de pie; esto ocurre por ejemplo en bebés más pequeños que solo se cal – man cuando el cuidador se pone de pie. En estos casos debe extremar la precaución si tiene que agacharse.

Por otra parte, como se ha comentado, es útil tener dos profesionales en la sala para ayudar a acelerar el proceso, particularmente si el niño se angustia, de modo que una persona use juguetes para distraer al niño mientras se está realizando la impresión.

En la mayoría de los casos, debe realizarse primero una impresión y después la otra. Si el niño ya usa audífonos en ambos oídos, es preferible proceder de este modo, ya que esto generalmente le causa menos angustia al seguir escuchando con su audífono por el otro oído.

La frecuencia de la toma de impresiones será mayor cuanto menor sea el niño y especialmente durante el crecimiento.

En bebés, es posible que se requieran impresiones del oído con una frecuencia de 2 a 3 semanas. La necesidad de un nuevo molde debe ser identificada por la familia o por el profesional, al detectar deficiencias en el ajuste; una vez detectadas, se procederá a la renovación de los moldes tan pronto como sea posible.

La frecuencia de la toma de impresiones será mayor cuanto menor sea el niño y especialmente durante el crecimiento.

Referencias bibliográficas

BRITISH SOCIETY OF AUDIOLOGY (2021) Recommended procedure: Taking an Aural Impression: chil – dren under 5 years of age Available at: https://www.thebsa.org.uk/ resources/ [Accessed date]

myriam-gonzalez-autor-GA

CV Autor:

MYRIAM GONZALEZ
Audióloga y Audioprotesista en RV ALFA (Madrid).
Licenciada en Pedagogía. Máster de Logopedia.
Especializada en Audiología Infantil y Evaluación de trastornos de Procesamiento Auditivo Central.

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies