Home / FAQs  / FAQ’s 18

FAQ’s 18

¿Por qué es necesario el Cribado Neonatal?

portada-cribado-rosello

¿Por qué es necesario el Cribado Neonatal?

Autor: Lidia Rosselló

Fonoaudióloga

© Imágenes Natus.

La hipoacusia es la alteración sensorial más frecuente en el ser humano en la mayoría de los países desarrollados. Aproximadamente tres de cada mil niños nacen con pérdidas auditivas severas y profundas bilaterales. La incidencia en pérdidas moderadas y leves es mucho mayor (uno de cada cien).

El diagnóstico precoz determinará el pronóstico educativo y de inclusión del niño con hipoacusia, ya que permite aprovechar el período critico de su desarrollo, que ocupa los primeros 3-4 años de vida. Estos coinciden con el momento de máxima plasticidad cerebral para la adquisición de determinadas habilidades cognitivas y lingüísticas, difícilmente recuperables si se pierde la oportunidad de actuar durante el mismo.

electrofisiologia-3

Se trata, por tanto, de un plazo de tiempo breve en que es necesario disponer de la información auditiva para el desarrollo del cerebro y para adquirir el lenguaje oral de forma global y automática. De este modo, llegarán a interiorizar de forma natural y en el momento evolutivo que corresponde, los patrones fonológicos, los elementos lingüísticos y la estructura del lenguaje oral, de tal modo que la falta de audición no llegue a tener un efecto permanente sobre el desarrollo del niño, en concreto sobre el desarrollo del lenguaje oral y de las habilidades de aprendizaje y de comunicación que de él dependen.

La necesidad de lenguaje oral no solo se justifica por la comunicación, sino también por el papel que desempeña en el desarrollo de procesos cognitivos más complejos. Está demostrado que se pueden instaurar de forma precoz tratamientos capaces de evitar las consecuencias de la sordera, o al menos, paliarlas de forma significativa.

Por otra parte, no hay que olvidar que más del 95% de los padres de los niños con defectos de audición, son normoyentes y que casi la mitad de todos los bebés que presentan una pérdida auditiva no tienen ninguno de los factores de riesgo conocidos para esta alteración.

Todo ello fundamenta la necesidad de un cribado universal con un protocolo de aplicación en la población de riesgo. Sin cribado auditivo, la edad media de identificación de la hipoacusia es de 3 años. En un estudio realizado en Cataluña los padres son en el 65% de los casos los que sospechan de la hipoacusia de su hijo y en el 15% los maestros de primaria. Solo el 20% son identificados por pediatras u otorrinolaringólogos.

Con gran parte de estos argumentos, la CODEPEH (Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil, formada en 1995) crea en 2003 el Libro blanco sobre Hipoacusia. Detección precoz de la hipoacusia en recién nacidos. Su puesta en marcha y las correspondientes revisiones en los años sucesivos, permiten afirmar hoy, que las implicaciones de la sordera se han modificado sustancialmente en España, gracias a la atención temprana y a la avanzada tecnología protésica, normalizando la situación educativa de los niños con hipoacusia, su desarrollo emocional, así como las vivencias y conductas familiares.

Uno de los principales objetivos del cribado universal es que el diagnóstico definitivo y la intervención se establezcan antes de los 6 meses de edad.

cribado-2

¿Cuáles son recomendaciones para el cribado?

Los requisitos de la prueba ideal para el cribado auditivo neonatal son los siguientes: que sea sensible y específica para que pocos casos de hipoacusia pasen desapercibidos y pocos casos normales se identifiquen erróneamente.
Debe ser una prueba aplicable al 100% de la población sin suponer riesgo para la misma, con una técnica no invasiva, que requiera poco tiempo para su realización; y además debe permitir que el programa de cribado sea abordable desde el punto de vista económico.

En la actualidad existen dos técnicas que cumplen estos criterios: los Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Cerebral (PEATC) y las Otoemisiones Acústicas (OEA).
Ambas técnicas tienen una alta especificidad y sensibilidad, sin embargo, las Otoemisiones, a pesar de presentar un menor coste, tienen el inconveniente de no detectar hipoacusias de origen retrococlear, por lo que deben usarse de forma combinada con los potenciales evocados.
No se debe olvidar que ambas pruebas no son excluyentes sino complementarias, sobre todo en los casos de neuropatía auditiva, que necesita de ambas para su diagnóstico.

revistagacetaudio@gmail.com

Revista Gaceta Audio

Puntúa
SIN COMENTARIOS

COMENTAR ARTÍCULO

Política de Confidencialidad y Uso de cookies

Aviso legal. Política de Privacidad y Seguridad. Para continuar es necesario ACEPTAR nuestra Política de Confidencialidad descrita en este AVISO, en vigor desde el 25/05/2018. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de Confidencialidad y cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies